lunes, 16 de marzo de 2009

Comenzamos


Desde bien pequeño me ha fascinado el mundo de la edición impresa. Empecé compartiendo con mi hermana una suscripción a la revista infantil 'Caracola' (Bayard Revistas) y cuando nos hicimos algo más mayores nos pasamos a 'Reportero Doc', de la misma editorial. No recuerdo bien cuándo decidí que quería dedicarme, definitivamente, a esto del periodismo, pero diría que fue con unos once años. Más o menos cuando empecé a hurgar en las páginas de los periódicos; especialmente los generosos domingos.

Ahora trabajo los domingos. Muchos ya sabréis que esta profesión no sabe ni de horarios ni de días de guardar. Por eso cuando nos preguntan si somos periodistas las 24 horas del día me gusta responder, sin titubear, que sí. Aparentemente no tiene nada de malo.

Menos en estos difíciles tiempos en los que hay que rascar en cualquier sitio para no perder comba. La crisis está pegando fuerte en las redacciones y aquí el que no corre vuela.

Es uno de los muchos problemas que como cualquier profesión tiene esta, tan hermosa, tan adictiva y tan compleja. De ella vengo a hablar. Y como dicen los de informativos, esto es Generación Gutenberg, comenzamos.

1 comentarios:

J. Jiménez Gálvez dijo...

Da gusto volverte a leer. Respecto a lo de la crisis de los medios, dimelo a mí. El último medio en el que estuve lo cerró Planeta. Una pena, pero esto sigue.

Publicar un comentario