lunes, 13 de abril de 2009

Los medios siguen pidiendo ayudas públicas para afrontar la crisis

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), y como ya había hecho la pasada semana la Federación Europea de Periodistas (FEP), ha pedido a las autoridades de la Unión Europea ayudas públicas para la prensa. Ambas organizaciones solicitan la adopción de medidas urgentes para defender a las empresas periodísticas del acusado descenso de la publicidad y hacen un llamamiento a los partidos políticos para que esas medidas formen parte de sus programas electorales de cara a las elecciones al Parlamento Europeo, el próximo 7 de junio.

Ya en septiembre de 2008, Magis Iglesias, durante su toma de posesión de la presidencia de la FAPE, insistió al Gobierno español sobre la necesidad de "un plan estatal para librar al periodismo de las garras de la crisis". Mientras, a finales del mes de marzo la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) urgía al Ejecutivo central a constituir una mesa de análisis de la crisis en los medios.

Los periodistas españoles están de acuerdo en la necesidad de que las ayudas públicas demandadas por los empresarios del sector se hagan efectivas, siempre y cuando estos se comprometan a mantener los puestos de trabajo. Más de dos mil profesionales se han quedado ya en la calle desde el inicio de la crisis. Por eso, que se mantengan los empleos es fundamental.

Lo que uno se plantea es si es justo que se haga con dinero público cuando, a la hora de hacer balance, los medios siguen presumiendo de que, a pesar de la desfavorable coyuntura, siguen obteniendo beneficios millonarios a sus accionistas.

La FEP, en su carta a las autoridades europeas, señala que el sector de la comunicación tiene tanto derecho o más que los mercados financiero o del automóvil a ser restacado con planes multimillonarios como los que han aprobado los Gobiernos en los últimos meses.

Además de ese posible rescate, también sería conveniente una reforma del sector que mejore las garantías y condiciones laborales de los periodistas, ya demasiado deterioradas antes de la crisis y ahora en estado crítico.

1 comentarios:

S. Casado dijo...

Estoy de acuerdo en lo que a las ayudas públicas se refiere. El tema es que los medios de comunicación no se tienen en cuenta a la hora de valorar la situación económica de una sociedad. Cuando uno de los mejores indicativos del desarrollo y progreso de una sociedad es la existencia de unos medios de comunicación libres, independientes (no se si existen) y con medios para poder ejercer su trabajo con total garantía.
En lo que se refiere a las ayudas públicas, antes de pedir tanto al Estado, creo que tenemos que mirar hacía los despachos de los directivos de los medios de comunicación, y exigirles una disminución de los salarios, o la supresión de los beneficios en pro del bien común de la empresa. Siento haber soltado toda esta sarta de utopias, pero me ha molado tu post. Un saludo tio. http://cicatricescrita.blogspot.com/

Publicar un comentario