viernes, 9 de octubre de 2009

La importancia de hacer un buen seguimiento de una noticia

El pasado 25 de septiembre un incendio arrasó una fábrica de redes situada en la localidad coruñesa de Boiro. La Voz de Galicia dio gran importancia al suceso y no sólo lo llevó a la portada de su web –desconozco si hizo lo mismo en su edición impresa–, sino que también elaboró una videoteca y una galería fotográfica sobre el hecho.

Cinco días más tarde leí en la versión digital de ese diario el siguiente titular: "La empresa de Boiro cuya nave ardió la pasada semana reanuda su actividad" . Y alguien me sugirió que menuda tontería de noticia. No, no es ninguna tontería; se trata de un muy buen trabajo de seguimiento por parte de la redacción del periódico gallego.

¿Acaso basta con informar del elemento trágico, de aquel que da un buen número de clics o vende un buen puñado de ejemplares? ¿No es de justicia dar cuenta de todo lo que suceda después, por insignificante que pueda parecer, hasta cerrar el asunto? Eso ha hecho La Voz de Galicia.

El hecho de hacer un buen seguimiento de una información cobra especial importancia cuando el honor o la imagen de una persona puede quedar en entredicho. Un individuo puede ser acusado de un grave delito y será portada de los medios; su posterior absolución e inocencia no merecen, desgraciadamente, el mismo trato. ¿Por qué? Sobre este asunto nos dice algo la defensora del lector de El País, Milagros Pérez Oliva, en su interesante artículo "Condenados a permanecer en la Red" (22 de marzo de 2009).

0 comentarios:

Publicar un comentario