miércoles, 25 de noviembre de 2009

¿Tiene que ayudar económicamente el Gobierno a la prensa?

¿Quedaría hipotecada la independencia de un medio de comunicación si recibiese ayudas del Gobierno? Esa ha sido la pregunta lanzada hoy por el profesor José Luis Martínez Albertos en el Aula del Máster de Periodismo ABC-UCM, donde la FAPE ha organizado el habitual cara a cara de su revista Periodistas, en el que varios profesionales de la comunicación debaten acerca de asuntos propios del periodismo. Los invitados han sido Ángel Expósito, director de ABC, Arsenio Escolar, director de 20 Minutos, y José María Carrizosa, director de Diario de Sevilla.


El más crítico con la posibilidad de que el Gobierno ayude a la prensa ante la actual crisis coyuntual y estructural que viven las empresas informativas ha sido Ángel Expósito: "No me gustan nada esas ayudas, ni directas ni indirectas. Cualquier ayuda hipoteca tu libertad".

En cambio, tanto Arsenio Escolar como José María Carrizosa han defendido esta probabilidad porque consideran que los medios de comunicación son un sector clave para el sistema democrático de libertades. "Habría que garantizar que se hagan dentro de un marco transparente, aprobadas por los parlamentos y de forma que se garantice que no se pone en riesgo la libertad del medio es decir, con control democático", dijo Carrizosa.

En este sentido, Escolar cree que los actuales planes de ayudas autonómicos "no son ni transparentes ni objetivos, sino que están supeditados al clientelismo".

Pero, ¿en qué consistirían esas ayudas? La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), la Asociación Española de Editoriales de Publicaciones Periódicas (AEEPP) la Asociación Española de la Prensa Gratuita (AEPG) y la Asociación de Editores de Diarios Españoles (Aede) han pedido al Ejecutivo central, entre otras cosas, lo siguiente:
  • que implante bonificaciones fiscales a anunciantes y periódicos
  • que desarrolle un plan nacional de apoyo a la lectura, que incluye la compra y distribución de ejemplares entre los estudiantes
  • que edite publicaciones periódicas como parte de la industria cultural, y que también ha aceptado
  • que aplace sin recargo determinados pagos de los medios a las administraciones públicas
  • que reparta ayudas directas entre las empresas periodísticas para la transformación tecnológica y la innovación

0 comentarios:

Publicar un comentario